jueves, 24 de mayo de 2018

Majanillos. Gredos, 2018-05

El ascenso a la fuente de los Majanillos es un recorrido con uno de los mejores panoramas de Gredos. El comienzo de la ruta es el conocido Pozo de las Paredes, en la garganta de Barbellido, término de Navacepeda de Tormes.

La primavera tardía nos ha regalado unas imágenes magníficas del macizo central y de las gargantas, que rebosan agua.


La garganta de Barbellido y sus tributarias crean seguramente las más extensas zonas de prados de Gredos. Las edificaciones de apoyo a los pastores abundan y algunas son dignas de admiración, por sus altas paredes y extensión. Además, llegando a la parte alta de la cuerda de las Chorreras hay un chozo magníficamente conservado, con su techumbre intacta.

Las vistas desde el collado Tejero y los riscos de Roncesvalles parecen inigualables, pero, realmente el mejor punto de observación de la zona está en los Majanillos, una magnífica fuente con tres cubetas enlazadas. La garganta de Gredos se muestra desde allí con todo esplendor y el circo descubre la mayoría de sus picos.


Se trata de un lugar único, con una magia especial. La tranquilidad que transmiten los prados la percibían también las cabras, que vimos en gran número.


El descenso hacia el Pozo de las Paredes es bastante brusco, pero no importa. Tenemos la mente llena de imágenes inolvidables y el propio Pozo es un lugar que justifica pasar un día de campo y baño cuando mejore un poco el tiempo.

En este enlace puedes acceder a una colección de fotos del lugar.

Quiero añadir que el día fue el resultado de un conjunto de casualidades. Carmen y yo pensábamos que sólo íbamos a dar un paseo, porque el estado físico de los dos era sólo regular, la previsión meteorológica anunciaba tormentas y se nos había hecho tarde. No obstante, nos acercamos a estirar las piernas, sin decidir si íbamos al Balcón de Gredos o al Pozo de las Paredes. Como ya salíamos a una hora de pisaprados, fuimos tranquilamente por Piedrahita y subimos por el puerto de Peña Negra. En el puerto el día estaba precioso, así que seguimos hacia el Pozo de las Paredes. Al final, hicimos un recorrido duro, no nos mojamos, a pesar de que vimos tormentas por todas partes y completamos la salida sin problemas, eufóricos de alegría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario